Conocé realmente la batería de su smartphone

Estas son las diferencias entre las baterías de dispositivos anteriores a las de los smartphones actuales.

Mientras avanzan los desarrollos tecnológicos en esta área de las telecomunicaciones, más son los mitos y prejuicios que se forman frente a sus elementos. Tal es el caso de las baterías de los teléfonos móviles, las cuales, por más difícil que parezca ahora, doblan y triplican la capacidad de almacenamiento de energía que las que se usaban hace 10 años, cuando los teléfonos permanecían hasta semanas enteras con una carga.
La explicación a casi todos los mitos existentes está justamente en el cambio tecnológico entre las baterías viejas y las de hoy en día. Entre las falsedades más comunes que circulan en las redes están:

 

  1. Cargar el teléfono por largos períodos es malo: esto era cierto con los celulares de generaciones anteriores dado que las baterías se sobrecargaban si llegaban al límite y seguían conectadas, sin embargo las actuales son llamadas “baterías inteligentes” porque evitan esta situación.
  2. No apagar el celular nunca: por el contrario, es positivo apagar el teléfono por unos minutos si se ha venido usando demasiado sin tener su respectivo descanso. Esto permitirá una vida útil más duradera al equipo.
  3. Solo hay que cargar el teléfono cuando está totalmente descargado: No es necesario esperar a que nos indique un 1% de energía para conectarlo. Es recomendable cargarlo mientras el rango está entre 40% y 80% para asegurar un menor desgaste sin irse a los límites.
  4. La primera carga de un celular debe ser de 8 horas (o más): Esto era aplicable a las baterías viejas, pero no a las que se usan en los smartphones (en su mayoría de iones de litio), dado que el ciclo de la batería se cierra cuando llega a su nivel máximo, y no tendrá repercusiones positivas si se deja conectado más tiempo.

Otra solución aplicable actualmente al deficiente rendimiento de las baterías es la calibración, que es el proceso en el que se ajusta el indicador de carga con la información real. Es decir, que la información de carga que se muestre sea la que realmente hay, porque debido al uso y desgaste de los equipos, muchas veces se muestra menos energía de la que en realidad hay almacenada. Para calibrar la batería del teléfono es necesario consultar con el fabricante del equipo dado que el proceso cambia dependiendo de cada empresa.

Close Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *