Cómo funciona el pago con el móvil

Pagar con el móvil es el futuro de las transacciones que hagamos con nuestra tarjeta, ¿pero cómo funciona el pago con el móvil?

Los pagos con el móvil prometen ser el futuro de cómo paguemos las cosas en persona, aunque todavía tienen que llegar hasta nosotros para que podamos empezar a utilizarlos. Mientras, podemos profundizar en los entresijos de cómo funcionan, qué es lo que vemos nosotros, y cómo ganan dinero aquellos que nos proporcionan los pagos en el móvil.

¿Cómo funcionan los pagos desde el móvil?

  1. Lo primero de todo es tener una tarjeta bancaria compatible, y registrarla en el servicio correspondiente (en este caso Apple Pay)
  2. El servicio de pagos en el móvil nos da, a cambio de nuestro número de tarjeta, un número diferente (un proceso llamado ‘tokenización’) llamado ‘token’
  3. Una vez tenemos la tarjeta registrada, y tenemos nuestro ‘token’, podemos ir a comprar cualquier cosa.
  4. Cuando pagamos, y a través de nuestro móvil con NFC, le damos nuestro ‘token’ al datáfono.
  5. El datáfono envía el pago al banco, incluyendo el ‘token’ y la cantidad que debemos pagar.
  6. El banco contacta con el servicio de pagos en el móvil para verificar que este ‘token’ es correcto.
  7. El servicio de pagos en el móvil obtiene el ‘token’ y recupera el número de tarjeta al que corresponde.
  8. De ser correcto, el servicio de pagos en el móvil le dice al banco que todo está bien y procesa el pago.
  9. El banco envía al datáfono del comercio que el pago se ha realizado con éxito.
  10. Recibimos en nuestro móvil el recibo del pago, adjunto a nuestra tarjeta real.

¿Qué vemos nosotros cuando pagamos en el móvil?

Nosotros, cuando pagamos con el móvil, no vemos nada de esto: estamos pagando con nuestra tarjeta en todo momento, y recibimos todo tipo de recibos y comprobantes en nuestra tarjeta. No tenemos que recordar otros números, ni vemos esos ‘tokens’ de los que hablábamos antes. Todo aunque, en realidad, hayamos pagado con un ‘token’ en vez de una tarjeta convencional.

¿Por qué es necesaria la ‘tokenización’ en el pago móvil?

La tokenización, en su forma más básica, sirve para bajar el valor de la información sensible que almacenamos en nuestro móvil y enviamos cada vez que pagamos. No es lo mismo robar el número completo de la tarjeta, que robar un número aleatorio que sólo nuestro servicio de pagos en el móvil puede descifrar; algo que aumenta la seguridad de nuestros datos.

También significa que nuestro banco no tiene que autorizar el pago, haciendo que se pueda pagar en cuestión de segundos, y no se necesita actualizar los datáfonos o los modos de pago para hacerlo funcionar; todo lo que hay que cambiar no está en nuestras manos.

¿Cómo ganan dinero los proveedores de pagos con el móvil?

Ahora que sabemos todo esto, seguro que os imagináis que ‘tokenizar’ nuestra tarjeta y procesar los pagos no es gratis. Exacto, ahí es de donde sacan dinero servicios como Apple Pay, Android Pay o Samsung Pay: “comisiones” por realizar este trabajo que cobran a los bancos.

Sabemos que Apple Pay cobra 15 céntimos por cada 100 dólares procesados a través de su servicio, que el resto cobrarán comisiones similares, y que los bancos odian a los fabricantes por considerar estas tarifas “excesivas”. De ahí que el pago a través del móvil esté expandiéndose de forma tan lenta, y que los bancos creen sus propios sistemas para esquivar a los terceros.

Close Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *